Uncategorized

FOCUS: Descubre tu Perfil de Emigrante

¿Te has preguntado alguna vez si posees las característica necesarias para emigrar? ¿Has tomado nota de esas habilidades que te ayudarán a transitar el camino migratorio de forma satisfactoria? ¿Y qué me dices de los aspectos de tu personalidad que quizás entorpezcan el proceso? Te aseguro que te he hecho pensar. Es que en el afán por preparar la partida solemos concentrarnos en los aspectos laboral, vivienda, educacional y legal del proceso migratorio y dejamos de lado esa preparación emocional tan importante para nuestra calidad de vida en el extranjero.

Hace dieciséis años dejé mi país para aventurarme en la dinámica de vida estadounidense y perseguir el sueño americano, y a pesar de que las expectativas fueron las equivocadas y terminé re-inventándome como mujer y profesional, nada me afectó más que la amarga sorpresa de descubrir que lo había dejado todo sin cerrar ciclos, sin mirar hacia adentro y conocerme mejor y sin saber con certeza qué aspectos de mí misma eran beneficiosos para el cambio y cuáles tenían que ser atendidos con detenimiento por constituir un obstáculo en mi vida como emigrante.

Mucho tiempo después un segundo proceso migratorio tocó a mi puerta y esta vez me dispuse a prepararme lo mejor posible. No tenía mucho tiempo, la decision de mudarnos a Europa debía ser tomada en dos semanas y la mudanza comenzaría en un mes, pero esto no me detuvo en mi búsqueda de esos aspectos que como mujer, esposa, madre y profesional me garantizarían una emigración feliz. Supongo que el hecho de dejarlo todo y mudarnos a otro continente representaba un mayor reto porque esta vez no lo hacía sola. Mi esposo e hijos venían conmigo y no podía darme el tupé de sufrir y lamentarme como lo había hecho años atrás.

Nada me afectó más que la amarga sorpresa de descubrir que lo había dejado todo sin cerrar ciclos, sin mirar hacia adentro y conocerme mejor y sin saber con certeza qué aspectos de mí misma eran beneficiosos para el cambio…

Por consiguiente comencé a tomar nota de mis fortalezas, cosa que no fue fácil porque arrastraba conmigo muchos años de lucha continua contra mi baja autoestima, escribía cada detalle de mi personalidad que utilizaba durante la preparación para el viaje y reflexionaba constantemente en esos aspectos que me habían ayudado a superar el reto de la primera emigrada. De igual forma tuve que bajar la cabeza y admitir que existían “detalles” que debían ser reconocidos, “abrazados” (por lo de que no hay emociones malas) y atendidos con cautela y premura. No se imaginan lo lista que me sentía sabiendo que llevaba conmigo las herramientas emocionales necesarias y la personalidad habilidosa para conquistar cualquier dificultad y disfrutar de los logros en otro país.

IMG_0240
Ser flexible para aceptar la aventura como parte de mi nuevo camino

Como consecuencia de este análisis interno y de los muchos libros, talleres y artículos en línea que leí posteriormente, confirmé que existen cualidades innatas de una persona y habilidades adquiridas a lo largo de la vida que nos hacen más propensos a asumir el cambio como una oportunidad de crecimiento y no como una amenaza latente a nuestra seguridad emocional y física. De allí comencé a concentrarme no solo en mis aspectos sino en los de mi marido e hijos y pude como resultado resumir en total cinco atributos que conforman el FOCUS de mi programa de transición emocional del emigrante y expatriado.

Confirmé que existen cualidades innatas de una persona y habilidades adquiridas a lo largo de la vida que nos hacen más propensos a asumir el cambio como una oportunidad de crecimiento

FOCUS encierra cinco componentes de personalidad relevantes:

Flexibilidad: ¿cómo ajusto mis necesidades emocionales a la nueva realidad que vivo? Esta interrogante nos lleva a considerar la forma en la que nos adaptamos a situaciones diversas y en lo cómodos que nos sentimos en momentos de confusión e improvisaciones. Esto es algo fundamental cuando nos mudamos al extranjero porque siempre se presentan situaciones que no estaban planificadas de esa forma o bien, nos toca conocer nuevas tradiciones, un nuevo sistema al cual debemos ajustarnos como individuos y como grupo familiar.
Organización: ¿qué tan estructurado soy con respecto a las rutinas familiares y de trabajo? Ser organizados nos permite desarrollar rutinas y rituales que le dan coherencia y estabilidad a nuestra vida y a la de nuestra familia. Cuando emigramos, es importante conservar la estructura que hemos manejado a los largo de nuestra vida para así incorporar algo de estabilidad y familiaridad a una situación y entornos desconocidos.
Curiosidad: ¿qué tanto disfruto de conocer lugares nuevos? Ser abiertos a situaciones novedosas es clave para la adaptación en el extranjero. Pero no olvidemos que dicha curiosidad debe ir directamente ligada a la capacidad de aprender de lo diverso sin tener una actitud juzgadora, una mente abierta a culturas diferentes y una actitud inclinada a educarse de lo visto en el nuevo entorno.
Undívago: ¿me dejo llevar por la situación y encuentro la forma de ser optimista aun cuando todo parece contracorriente? La respuesta a esta pregunta se basa principalmente en cómo vemos la vida y en particular, los retos. Una personalidad optimista, placentera, amigable y que busca lo bueno en cada oportunidad es altamente recomendada para expatriados y emigrantes. Ser undívagos nos permite construir puentes comunicativos con nuevas amistades, colegas y afines que si bien no comparten en un cien por ciento nuestra cultura, idioma e ideas, nos proporcionan esa red de apoyo que necesitamos al iniciar una vida en el extranjero. Por ende, le vemos el lado positivo a esa amistad que se forma y a las oportunidades brindadas por nuestra nueva comunidad.
Sociables: ¿qué tan abierto soy para acercarme a los demás y entablar una conversación? Una persona sociable por lo general se alimenta emocionalmente de los estímulos externos, por eso disfruta de compartir con amigos, reuniones familiares y la jovialidad de una cena con los colegas. Esa extroversión nos permite hacer amigos más fácil y rápidamente y eso nos ayuda enormemente a sentirnos parte del lugar al que recién nos mudamos. Sin embargo, no se preocupen los introvertidos, pues se ha descubierto que en el caso de las personas más reservadas, estas tardan en entablabar una amistad pero cuando lo hacen, las amistades suelen ser mas profundas y duraderas, algo que también nos hace sentir a gusto en el extranjero.

Una personalidad optimista, placentera, amigable y que busca lo bueno en cada oportunidad es altamente recomendada para expatriados y emigrantes.

IMG_0239
Nuestro perfil de emigrantes nos aliviana la ruta migratoria  

Determinar la presencia o ausencia de estás cualidades nos dará el chance de conocernos un poco más y así determinar nuestro perfil como emigrantes. Si bien cada persona y cada razón para dejar el país de origen es diferente, si bien cada personalidad puede ser exitosa en el extranjero, contar con un perfil favorable nos servirá de apoyo para ajustarnos más rápidamente al nuevo lugar, nos permitirá asumir la diversidad cultural y crecer a través de nuestras experiencias como expatriados.

Ahora bien, no vayamos a entrar en pánico colectivo y a salir aplazando planes o estemos saboteándonos a nosotros mismos si nos damos cuenta de que carecemos de alguno de estos atributos. Como bien expliqué al inicio de este artículo estas características pueden ser desarrolladas y atendidas a lo largo de la vida, incluso antes, durante y después de habernos mudado al extranjero. El único requisito es mirar hacia adentro para saber dónde reforzar conductas y reconocer cuándo debemos desarrollar estrategias que promuevan la flexibilidad, el ser sociables y undívagos, la curiosidad y la organización.

Si aprendemos a conocernos a nosotros mismos y somos asertivos, lograremos cultivar estas habilidades que serán parte de nuestro bolso de herramientas emocionales migratorias. Y es allí donde FOCUS nos brinda los recursos de auto evaluación y reconocimiento personal que tanto necesitamos si nos encontramos transitando el camino de expatriados. Listas y cuestionarios desarrollados con el perfil del emigrante son parte del asesoramiento que los participantes del programa FOCUS reciben como pieza clave de una formación integral y personalizada.

Por lo pronto te daré espacio para analizar los puntos aquí expuestos. Todos estamos llamados a ser exitosos en el extranjero, solo debemos concentrarnos en desarrollar las estrategias necesarias para asumir el cambio como chance de crecimiento personal y laboral, y contrarrestar nuestra predisposición a huirle a lo desconocido por miedo al fracaso y lo foráneo. ¡Atraévete! Mira hacia adentro… ¡Enfócate!

1 comentario en “FOCUS: Descubre tu Perfil de Emigrante”

  1. Me encantó este post, de verdad que debemos analizarnos y hacer un balance de lo que nos está sucediendo como emigrantes, es una experiencia nueva para nosotros, pero con ayuda y acompañamiento se pude sobrellevar y aprender a querer el pais que nos está recibiendo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s