Actitud migratoria: ¿se nace o se hace?

Sentada en la cocina al lado del radiador de la calefacción, observando como cae la noche aun cuando son solo las 4 de la tarde, me pregunté, ¿de verdad soy feliz con este clima? Y la respuesta me sorprendió: Sí, sí lo soy. Haber nacido en un país de clima tropical nos hace inevitablemente vulnerables a estos inviernos norteños que mucho distan de las noches cálidas de la costa o del calorón de la Semana Santa. Sin embargo, mi corazón se regocija con las veladas pasadas junto a la chimenea, las visitas al mercado de navidad y el vino caliente que bebo para calentarme el alma. Y es que me he enamorado de la libertad que trae consigo la aceptación.

Con el pasar del tiempo y después de haber residido en tres países diferentes, he aprendido a entender que la mejor forma de afrontar el proceso migratorio es aceptando  los siguientes puntos:

  • La decisión de irnos a vivir a otro país. Como toda determinación, emigrar es algo que debe ser pensado profundamente y aceptado. Cuando estamos en paz con la razones por las cuales hemos decidido dejarlo todo comenzamos ese proceso de sanar la tristeza que trae consigo el abandono físico de bienes materiales y emocionales, lo familiar, lo querido.
  • El lugar escogido como nuestro nuevo hogar. Nada es fácil al comienzo y si de verdad queremos adaptarnos a la comunidad huésped tendremos que pasar por momentos difíciles, ratos de incertidumbre, un idioma que no conocemos, hasta que por fin podamos reclamar ese lugar como nuestro. Claro está, hay casos en los que el destino no favorece nuestra profesión o salud emocional y en ese caso se deben reconsiderar las cosas. Pero por favor, no desmayemos ante el primer obstáculo.
  • Mi nuevo rol. Emigrar trae consigo muchos cambios, no solo a nivel de vivienda, idioma, parientes y amigos que se quedan atrás, sino también cambios a nivel integral, como por ejemplo la profesión, la distribución de cargas del hogar y/o economía, reacciones que no reconocemos en nosotros mismos, nuestra actitud frente a retos nuevos. Para mí comenzar mi vida en otro país ha significado renacer, reinventarme a mí misma y aceptar a una Flor que no conocía anteriormente.

Cuando estamos en paz con la razones por las cuales hemos decidido dejarlo todo, comenzamos ese proceso de sanar la tristeza que trae consigo el abandono de bienes materiales y emocionales, lo familiar, lo querido. 

Creo firmemente en el poder de la actitud para afrontar los retos propios del proceso migratorio y en la fuerza de la aceptación para promover los factores protectores de mi resiliencia. Abrazo el cambio, lo amamanto con ideas frescas, con paisajes nuevos; acepto que estoy donde debo estar y que esa experiencia me prepara para lo que está por venir. Muchas veces armo pataleta ante lo que me disgusta, pero al final termino entendiendo que muchas de las cosas que me molestan, no son negativas en su esencia. Al contrario, son mis reacciones las que me hacen sentir mal, triste y enojada, todo por no saber algo en su debido momento o por no estar acostumbrada a cierta forma de vida totalmente nueva para mí. El problema no es el  idioma alemán, sino mi desconocimiento del mismo. Los alemanes no son antipáticos por no saludarme en la calle o sonreírme a diestra y siniestra. Ellos no me conocen, estoy recién llegada, es normal, no me lo tomo personal.

Nuevos caminos

Te prometo que si partes de esta primicia, la forma de ver las cosas se hace más optimista, se tranquilizan las emociones y se logran encontrar soluciones a los retos del proceso migratorio. ¿Resulta fácil? No. ¿Se logra? Sí. Es cuestión de aceptar y dejar de resentir la partida. Te invito a hacer las paces con los motivos que te llevaron a emigrar. Luego, inicia la etapa de aceptar. Te sentirás mucho mejor y te darás cuenta que para comenzar en un nuevo destino no hay que nacer aventurera, sino que hay que aprender a enamorarnos del cambio.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s